Pérgola de madera

Construye tu propia pérgola de madera en el jardín

Siempre es más recomendable contar con un profesional en la construcción de pérgolas de madera parecidas a las que encontramos en el anterior enlace, pero si se es algo manitas, la instalación de una pérgola de pequeñas dimensiones no debería requerir mayor complicación. En este artículo vamos a definir los materiales y herramientas necesarias para la construcción de pérgolas y el detalle del proceso constructivo con los pasos fundamentales para montar una pérgola como la de la siguiente foto extraida de la web de Pergomadera:

Pérgola de madera

Necesitaremos:

Herramientas:

  • Una sierra de calar podría ser más que suficiente para el corte de la madera. Para madera de pequeñas dimensiones también podemos utilizar una sierra de arco.
  • Taladro para agujeros en suelo y forjado.
  • Atornillador eléctrico

Tornillería y herrajes:

  • Tornillería de grandes dimensiones (15-30cm) para unir las piezas de madera
  • Tornillos con taco de grandes dimensiones (15-30cm) para anclar la pérgola al suelo y fachada de la vivienda.
  • Herrajes para pilares y/o travesaños de la pérgola. Facilitan el trabajo en las uniones de los travesaños y el asentamiento de los pilares.

Madera:

  • Para la construcción de porches y pérgolas siempre es recomendable el uso de madera laminada, si bien para pequeñas dimensiones es factible el uso de madera aserrada. Lo más habitual es el uso de pino o abeto. En un post anterior hacemos una descripción detallada de la madera laminada (estructural) y la madera aserrada (no estructural)

Lasur protector:

  • En el mercado se pueden encontrar distintos tipos de barnices protectores para la madera, es recomendable el uso de lasur de poro abierto. En madera con tratamiento mediante autoclave no es necesaria su aplicación, ya está impermeabilizada, en este caso utilizaremos el tinte del lasur tan solo para cambiar el tono final de la madera.

Ya hemos definido el material que necesitamos ahora indicaremos el orden para la instalación. Para no complicarlo demasiado vamos a explicar el proceso constructivo de una pérgola con pilares en el frontal y viga de carga trasera atornillada a la vivienda.

El proceso detallado para la construcción de la pérgola es el siguiente:

  • Se hacen los agujeros para los herrajes de los pilares y atornillamos los herrajes al suelo mediante tornillos con taco.
  • Cortamos los pilares y vigas con la longitud prevista en nuestro diseño. Aplicamos el lasur después de haber efectuado los cortes.
  • Asentamos los pilares de la pérgola y los atornillamos a los herrajes del suelo. Es recomendable proteger las testas con algún tipo de goma impermeabilizante.
  • Se atornilla la viga delantera de la pérgola directamente sobre los pilares o a la ménsula (pieza de unos 0,80m que se suele disponer sobre el pilar)
  • Atornillamos la viga trasera con tacos profundos al forjado de la vivienda. Es importantísimo que la viga trasera esté unida a un punto resistente de la vivienda como es el forjado (si asentamos la viga trasera a una pared cualquiera, es posible que no aguante el peso de la pérgola)
  • Una vez que tenemos las vigas delantera y trasera perfectamente atornilladas tan solo nos queda disponer los travesaños que armarán la pérgola. Los travesaños se pueden disponer practicamente a cualquier distancia, su función es estructural para terminar de dar estabilidad a la pérgola y al mismo tiempo estético, podemos disponer los travesaños a cualquier distancia, si bien lo más habitual es ponerlos aproximadamente cada 70-80cm. En caso de no disponer de unión con herraje, atornillaremos directamente cada uno de los travesaños a las vigas de carga delantera y trasera. El modo más seguro de disponer los travesaños es apoyándolos directamente sobre estas dos vigas de carga.

La estructura de la pérgola ya está terminada. Ahora es el momento de disponer un toldo, celosías, lamas o cualquier otro tipo de cubierta que hayamos previsto y buscar una cerveza para disfrutar de nuestra pérgola y un trabajo bien hecho.