Inicio instalaciones con madera Cocinas de madera

Cocinas de madera

16
0
Cocina de madera

COCINAS DE MADERA

Si hay un material noble, de calidad y estético por encima de cualquier otro, ese es la madera. Un material versátil que puede encajar bien en cualquier estilo, atemporal, y capaz de dar ese toque de calor de hogar que todo el mundo desea encontrar al volver a casa. Con respecto a la practicidad la madera también es una excelente aliada, pues tiene una resistencia muy alta incluso a la humedad, eso sí, cuando no se trata de maderas blandas. Esto quiere decir que debemos barajar muy bien los tipos y las opciones que tenemos a la hora de decantarnos por la madera, sobre todo cuando de la cocina se trata.

Por eso, y para que puedas tener claras cuáles son las opciones, a continuación te describimos los materiales de madera que se utilizan con mayor frecuencia en el diseño de una cocina, así como los estilos más habituales para la instalación de una cocina de madera.

Cocinas de madera, diseños y estilos para todos los gustos

La madera es un material que se ha utilizado desde siempre para la realización de todo tipo de cocinas, se emplea desde las cocinas de diseño más vanguardista hasta en cocinas rústicas, vintage y clásicas que es donde más generalizado está su uso.

    • Cocina de madera moderna. La utilización de la madera no tiene por qué ir unida a una cocina de estilo clásico. Existen muchas formas de incorporar la madera a cocinas más actuales y modernas buscando tonos oscuros o con veteados más lineales y homogéneos. El modelo de cocina de la fotografía incorpora madera de color gris muy oscuro con vetas muy ligeras, tiradores de acero y electrodomésticos encastrados. Todo el conjunto contrasta de manera eficaz con unos azulejos grandes biselados en la pared y un suelo en gres marmolado con ligeros tonos grisáceos. Es un ejemplo de cocina de diseño actual y práctica, con elementos decorativos limitados cuya ausencia busca primar otro tipo de cosas, como la utilidad o la capacidad de almacenamiento.

Cocina de diseño moderno en negro

    • Cocina de madera retro-vintage. Y si hay un estilo de cocina en el cual no puede faltar la madera es el retro-vintage. En este tipo de cocinas, que añoran otros tiempos pero siempre con un toque y un diseño actual, priman los muebles de madera en tonos claros o pastel con listones, molduras y tiradores clásicos, a menudo de hierro o metal desgastado. En la fotografía podemos ver una cocina de aire vintage en tono azul pastel, con muebles de corte clásico y suelo y encimera de haya, muy resistente, fina y elegante. La lámpara de araña y la vitrina forman el toque final de esta cocina llena de calidez y encanto.

Cocina retro vintage de madera

    • Cocina de madera clásica. Las cocinas de estilo clásico nunca mueren y suelen ser muy habituales en casas amplias, en las que se diseñan cocinas de tipo americano, con grandes encimeras o islas o barras incorporadas al resto del mobiliario. En la fotografía podemos observar un tipo tradicional de cocina de estilo americano que ha apostado por muebles oscuros de corte clásico, con molduras, tiradores combinados, botellero, vitrina, salpicadero porcelánico encastrado, encimera clásica de granito y suelo de madera de cerezo con un alto nivel de brillo. Es un tipo de cocina en el que prima la superficie de trabajo, el espacio de movimiento y la calidad de los materiales, por encima de la combinación de los tonos o de los diseños de última generación.
    • Cocina de madera monocolor. La madera siempre se integra muy bien en cualquier espacio, incluso usándola con un solo color. Hoy son cada vez más frecuentes las cocinas que utilizan una misma gama, tanto para la pared y el suelo como para los muebles. Como podemos ver en esta cocina, el minimalismo es la clave, hasta el punto de dejarse las paredes despejadas con tan solo un adorno de pared y una estantería exenta. Este tipo de cocinas son muy actuales y muy recomendables para aquellas personas con poco tiempo para disfrutar de una cocina plenamente. La funcionalidad prima en este tipo de casos frente a diseños más elaborados, muy al estilo Ikea. El contrapunto siempre puede buscarse a través de las texturas, como la pared que se ha elegido en este caso de ladrillo, que contrasta con la madera fina de los muebles y el suelo gris blanquecino.

Cocina de madera monocolor blanco

    • Cocina de madera colorista. Esta cocina combina diferentes tipos de acabados y colores que actualizan y llenan de vida el ambiente. A pesar de ser otra cocina de madera, no es una cocina de madera al uso, puesto que la incorporación del color verde pistacho o lima limón hace que el espacio parezca completamente único y a la última. La potencia del color de los muebles y de las vitrinas de almacenamiento, así como de la lámpara colgante y de las sillas, queda suavizado con los tonos claros y relajantes de la pared y del suelo, así como por la elegancia de la encimera negra lacada. Esta cocina de madera colorista queda enmarcada con distintos tipos de iluminación a través de focos encastrados y puntos de LED, y una inteligente combinación de suelos que permite proteger la madera de las zonas de cocinado y mayor necesidad de limpieza.

Cocina Color Verde

    • Cocina de madera rústica-industrial. En la era del ecologismo y de la preocupación por un mundo más sostenible, ha vuelto a recuperarse el interés por los ambientes rústicos con materiales puros y nobles que recuerden a tiempos pasados en los que se vivía mejor y con menos. En este sentido, y como vemos en la fotografía, muchos optan hoy en día por diseños de cocinas con maderas recuperadas y sostenibles, que aportan carácter al espacio y sirven tanto para espacios rústicos, como para espacios modernos, industriales o combinados, como en este caso. La incorporación de encimeras finas de cuarzo, junto a la dureza de los troncos y de las vigas, hace que la estética del espacio resulte única y absolutamente encantadora. La grifería de corte clásico, el frente de pared de hormigón y los adornos de hierro y latón, complementan de manera muy eficaz todo el espacio estilo cabaña o casa de campo de madera.

Cocina Rústica

Como vemos, la madera es un material que puede adaptarse con facilidad y de forma eficiente a cualquier estilo y personalidad. Pero la madera tiene muchos tipos y formas, así como características físicas y de resistencia, por lo que deberíamos valorar muy bien el tipo de uso que le damos a esta zona de la casa o qué tipo de estilo de vida tenemos para saber si nos conviene más una madera más resistente o una más bonita y estilosa pero más frágil. Además del presupuesto con el que contemos también será importante que pensemos en otros aspectos como el nivel de humedad de la casa o la durabilidad del tipo de madera, ya que las más económicas, por ejemplo, suelen ser también más sensibles y difíciles de mantener en perfecto estado. Esto quiere decir que, a la larga, elegir la más económica podría llevarnos a un gasto mayor en la cocina que con la elección de otro modelo más fuerte y de un precio más elevado.

Tipos de madera y estilos para la cocina

    • La madera de nogal es una de las más elegantes. Su apariencia es veteada, llena de estrías y de círculos que aportan calidez, nobleza y un alto valor estético a un conjunto. Además es un material que igual puede instalarse en una cocina de estilo rústico que una de diseño completamente actual, donde suele instalarse un frente o algún revestimiento concreto, sin que toda la cocina entera sea del mismo material. Sus bellas características y su alta calidad, sin embargo, la convierten en una de las opciones más caras en cuanto a madera para cocinas y demás estancias en general.
    • La picea es una madera bastante utilizada en el mercado, procedente del llamado “falso abeto” o abeto rojo. Algunas de sus características, como su capacidad de secado rápido, la convierten en una de las maderas más socorridas tan solo por detrás de la madera de pino. Se trata de una madera con mucha claridad, lo que aporta luminosidad a cualquier estancia. Sus tonos suelen ir del blanco rojizo hasta el amarillo, y es un material bastante maleable y digno para cualquier tipo de cocina. Puede ser una excelente opción para cocinas de estilo nórdico o incluso de estilo tradicional.
    • La madera de roble es una de las más variables y con una mayor capacidad de adaptación. Sus tonos naturales son tan surtidos que pueden ir desde el gris o el marrón hasta el amarillo. Sus vetas también pueden ser muy variadas, aunque siempre bastante homogéneas, y además tiene la posibilidad de lacarse fácilmente, siendo una madera válida casi para cualquier tipo de cocina. Las cocinas rústicas suelen ser las más habituales, en cuanto al uso del roble se refiere, pero cualquier espacio que pretenda dar sensación de calma será un buen candidato para el uso de esta madera.
    • Si te gustan los colores claros la madera de abedul puede ser una buena candidata para tu cocina. Las tonalidades de esta madera, con una muy fina porosidad, van desde casi el dorado hasta el blanco, con reflejos que también pueden ser muy variados y atractivos. El abedul es fácil de tratar por sus características físicas, ya que no es una madera demasiado dura ni maleable, y posee una alta capacidad de coloración. En definitiva, el abedul es un clásico que aportará alegría y luz fácilmente a una cocina, especialmente a un diseño moderno o escandinavo.
    • El arce es una madera fría y con una porosidad muy fina, que también es muy utilizada en el diseño de cocinas de todo tipo. Es una madera fácil de trabajar, y por ello muy socorrida, pero además admite barnices o pulidos que la convierten en una opción tremendamente versátil. A su vez también combina excelentemente con otro tipo de maderas, como el nogal, por lo que suele ser muy utilizada en cocinas actuales y modernas para crear contrastes y buscar resultados llamativos a la par que funcionales, puesto que es una madera bastante económica y atemporal.
    • El haya es un árbol de hoja caduca que procede de Europa. Es una madera muy dura y resistente, hasta tal punto de que en el pasado era una habitual de la minería. Su tonalidad, aunque por lo general es clara, puede llegar incluso hasta el rojizo oscuro con veteados homogéneos y bastante discretos. Su dureza y resistencia hace que sea una madera muy fácil de trabajar y por eso es una madera habitual en las cocinas. Puede combinarse con otros tipos de madera o utilizarse sola, y es que es una candidata muy sencilla y apta para cualquier espacio en el que prime la funcionalidad, algo muy valorado en las cocinas actuales.
    • Aliso. El aliso es una madera que se asemeja mucho a la madera de abedul. Al igual que esta última también es una madera clara que puede ser teñida con facilidad, y además es flexible y con una ligereza media. Su veteado es homogéneo y bastante sencillo y sutil, por lo que aporta mucha tranquilidad a un espacio, sin estridencias. Es una madera muy natural que puede verse perfecta en cocinas de tipo nórdico o en cualquiera que pretenda destacar simplemente por su comodidad, calidez y utilidad. Es de grano fino y de fibras rectas, y su buen precio hace que sea utilizada en la fabricación de múltiples cosas, incluidos los contrachapados o los juguetes.
    • Cerezo. La madera de cerezo es, casi con toda probabilidad, una de las opciones más caras que podemos barajar para una cocina, pero los motivos son lógicos, y es que se trata de una madera con un brillo muy elegante, con fibras muy finas, de gran dureza y durabilidad…Es una de las maderas mejor valoradas en el mundo de la decoración y también es fácil de trabajar. Sus tonalidades pueden ir desde las más oscuras, como el marrón o el rojo, hasta las más claras como el rosado. Una madera noble, en definitiva, que puede ser una buena opción si la prioridad es la calidad y la belleza antes que un presupuesto ajustado.

 

Y tú, ¿ya sabes cuáles son tus prioridades o el material ideal para tu cocina de madera perfecta? ¡Esperamos haberte ayudado!