Inicio tipos de madera Tablero contrachapado. Características, tipos y usos

Tablero contrachapado. Características, tipos y usos

280
0
Tres tableros contrachapados

Vamos a ver a continuación en qué consisten los tableros contrachapados. Un tipo de madera muy conocido y que se utiliza cada vez con más frecuencia. Pero lo que no sabe todo el mundo es que existen distintas clases de tableros contrachapados, con sus características y usos propios, que se diferencian unos de otros, aunque a veces tienden a confundirse.

El tablero contrachapado es el resultado de la unión de varias chapas de madera natural prensadas y coladas, cuyas principales características son la ligereza, resistencia y estabilidad. Las láminas, que se obtienen del tronco de los árboles por medio de grandes máquinas, se pegan para que las fibras sean perpendiculares unas a otras. Así se obtiene un material de alta calidad, perfectamente plano y calibrado.

Los espesores varían de unos tableros a otros, aunque lo habitual es encontrarlos entre 2-3 milímetros.

Características del tablero contrachapado

Textura de un tablero contrachapado

    • Resistencia. Gracias a la alternancia de la dirección de las vetas en las chapas que se van uniendo unas con otras, se consigue una mayor uniformidad y resistencia.
    • Estabilidad. Como resultado de su proceso de fabricación de una chapa sobre la otra.
    • Ligereza. Para la fabricación de estos tableros contrachapados se utilizan maderas ligeras, lo que agiliza el transporte o la manipulación de los mismos.
    • Propiedades aislantes y buen comportamiento frente a la humedad.
    • Resistencia al fuego. Como consecuencia de la madera que se utiliza y el tratamiento que se le da a estos tableros.
    • Curvado más fácil. Aunque existen limitaciones por el espesor de la madera utilizada, siempre es más fácil de doblar un tablero contrachapado que uno macizo.
    • Facilita el trabajo. Este formato de tablero es mucho más fácil de manipular debido a que no se usan maderas densas.
    • El precio. Quizá sea este el mayor inconveniente porque son tableros más caros si lo comparamos con otros como el MDF o los aglomerados.

Tipos de Contrachapados

Conjunto de tableros contrachapados en color claro

Varían y mucho según la madera utilizada, la calidad de la chapa, el espesor y el tipo de encolado, aunque se denominan de la misma manera. Vamos a verlo.

Contrachapado según la madera utilizada

Las maderas más utilizadas para la producción de contrachapado son: el chopo, el haya, nogal, pino, cerezo, fresno, caoba, abedul, pino, sapelly, okume o calabó, entre otras. Todas tienen una característica en común y es el buen comportamiento frente al desenrollo, que es la técnica más importante para obtener las chapas desde un tronco.

Triplay

Nos referimos al contrachapado compuesto por 3 chapas. Podemos encontrarnos con combinaciones bien distintas de madera o contrachapados mixtos. Para una mejor presencia estética se utilizan especies más caras y más económicas para las chapas interiores. Estas combinaciones se utilizan para la fabricación de fondos de cajones, armarios y jambas.

Contrachapado multicapa

El núcleo del tablero está formado por un número impar de hojas. El espesor de cada lámina puede ser igual al resto, o bien, las fibras orientadas en la dirección del ancho pueden ser más gruesas. Esto le da mayor rigidez y estabilidad tanto en la anchura como en la longitud del tablero.

Contrachapado fenólico

Estos tableros se fabrican con unos adhesivos a base de resinas fenólicas, que es una resina sintética termoestable. Se caracteriza por su resistencia al calor y al agua. Por eso se utiliza en la fabricación de muebles de cocina y baños, construcción de molduras, paneles, adhesivos, revestimientos superficiales y en la construcción de exteriores

Contrachapado Finlandés

Se utiliza madera de abedul y luego el tablero se recubre con un adhesivo fenólico marrón o negro con forma de pequeños rombos. Sus principales características es su alta resistencia a las humedades, los golpes o como antideslizante. Por eso se utiliza para suelos, en cubiertas de embarcaciones, parques infantiles, instalaciones deportivas, puentes peatonales, vehículos industriales, stands o terrazas. También se le conoce como tablero de carrocero.

Contrachapados Melaminados

La melamina es un elemento decorativo. Podemos encontrarlo en colores lisos como el blanco o el gris, pero también es habitual que se hagan imitando a otras maderas.

Contrachapado fino

Encontramos en el mercado mucha variedad de este tipo de contrachapado; desde las especies más baratas como el pino, hasta las más caras como la caoba, el cerezo, fresno, haya o el roble. ¿Cómo se consiguen estos tableros?

La cara posterior, aunque tiene una apariencia de la misma especie, en realidad es de calidad inferior o de otra especie distinta. Son tableros resistentes y flexibles.

Contrachapado transversal

Se trata de un contrachapado en el que las fibras de todas las capas están orientadas en la misma dirección. Se utiliza casi exclusivamente para los laterales de los cajones.

Usos del tablero contrachapado

Carpinteros colocando tableros contrachapados en tejado de una casa

El tablero contrachapado es muy versátil. Estos son algunos de sus usos más habituales.

    • Revestimiento de paredes con fines decorativos con maderas nobles o con fines ocultos donde se utilizan contrachapados de maderas de menor calidad.
    • Fabricación de mobiliario, como mesas, sillas o estanterías.
    • Usos en la construcción como cubiertas, encofrados, forjados, cerramientos, vigas mixtas, andamiaje, subsuelos o moldes para hormigón.
    • Carpintería naval y aeronáutica.
    • Superficies curvas.
    • En el transporte. Vagones de tren o remolques.