Inicio tipos de madera Madera laminada. Propiedades y usos

Madera laminada. Propiedades y usos

85
0
Detalle de unas vigas en madera laminada

Hoy hablamos de una de las maderas estrella en la construcción. La madera laminada está sustituyendo a la tradicional en muchos trabajos de fabricación de estructuras, tanto exteriores como interiores. Con resultados espectaculares, por su nivel estético y su mayor resistencia.

Si queréis conocer sus propiedades y cómo se lleva a cabo el proceso de explotación, elaboración y los usos de la madera laminada, quedaros con nosotros unos minutos, que es el tiempo que os llevará leer este post.

Características de la madera laminada

La madera laminada es el resultado de unir unas láminas o tablas de madera por los extremos, caras o cantos, pero hay que hacerlo de una forma controlada y monitorizada. Y esto se consigue juntando las fibras de esas partes de la madera en la misma dirección. Como resultado de esta unión se obtienen piezas de madera con mayor longitud y mucho más resistentes, frente a los tableros de partículas que solo se pegan entre sí con virutas de madera.

El espesor de la madera laminada suele estar entre los 20 y 45 milímetros.

Para la fabricación de láminas de madera laminada no se mezclan especies distintas porque se reduce la capacidad de estabilidad. Si se mezclara, la lámina sufriría tensiones que podrían llegar a separar las piezas que forman esa madera laminada. ¿Cómo se consigue esa mayor estabilidad? Las láminas se unen de forma que los anillos de crecimiento formen ángulos contrapuestos con respecto a la superficie.

La madera laminada cuenta con una gran cantidad de ventajas que la convierten en una de las favoritas en la construcción. Veámoslas.

Ventajas de la madera laminada

Detalle de la textura de una madera laminada

Gran versatilidad

Permite fabricar elementos curvos. La relación peso-resistencia es menor, por lo tanto, se pueden fabricar piezas que pesan menos, pero muy resistentes.

Al colocar las piezas que lo conforma, le otorgan más estabilidad que contrarresta el movimiento natural de la madera. Además, al unir piezas de menor grosor, permiten que el secado sea más rápido.

Resistencia al fuego

El fuego produce una carbonización en la superficie de la madera que, en el caso de una pieza laminada, actúa como un perfecto aislante frenando la propagación de la llama hacia el interior de la madera. De esta manera se garantiza la estabilidad de la estructura y las propiedades mecánicas de la pieza quedan intactas.

Fácil montaje

La madera laminada se fabrica uniendo piezas, lo que permite obtener estructuras de cualquier longitud, espesor o anchura. En el caso de los tablones para la construcción de vigas, por ejemplo, llegan a una obra totalmente terminadas, lo que se traduce en un montaje más sencillo y rápido.

Propiedades aislantes

La madera laminada funciona como un aislante acústico, eléctrico, térmico y magnético excepcional.

Mayor estética en sus creaciones

Al permitir una mayor flexibilidad en la creación de sus formas, sus terminaciones son mucho más espectaculares, tanto en el interior como en los exteriores. Su versatilidad es prácticamente ilimitada en sus construcciones arquitectónicas.

Duración y mantenimiento

Otra de las características de la madera laminada es que se mantiene inalterable a lo largo de los años. No pierde propiedades ni sufre dilataciones, como ocurre con otras maderas.

El mayor inconveniente de madera laminada es que, muchas veces su coste final es mayor. ¿Por qué?

En primer lugar, porque para su fabricación es necesaria la contratación de equipos específicos en empresas determinadas, lo que puede añadir costes adicionales al transporte a la obra. Las piezas son más grandes y, por tanto, más difíciles de manejar. Todo esto se traduce en un precio final superior.

Usos de la madera laminada

Cubierta Estructura moderna en madera laminada

Una de las grandes ventajas de esta madera es la cantidad de posibilidades que ofrece, con libertad de creaciones y diseños, sobre todo en vigas y columnas.

En construcción, la madera laminada encolada se utiliza tanto en exteriores como en interiores, como en la fabricación de decks en madera para los bordes de las piscinas, en puertas, mesas, escaleras, estanterías o en materiales básicos de decoración.

En la industria náutica, esta madera se somete a tratamientos especiales de autoclave y enclavado para una resistencia mayor en las cubiertas de las embarcaciones, que están expuestas al agua.

Vigas estructurales. Gracias a su resistencia, es una madera ideal para el cubrimiento de estructuras en forma curvada, triangular y diseños más personalizados. Podemos ver madera laminada en edificios públicos auditorios, bibliotecas, teatros, polideportivos o en centros comerciales.

Usos caseros. Es habitual ver esta madera encolada en muebles de cocina, puertas, suelos, pérgolas, altillos, voladizos, tejados, etc.